ALMOHADAS

Almohadas 

Cuando de almohadas se trata se pueden encontrar variedad de diseños que distan en materiales, en función, en tamaño y funcionalidad. De hecho existen almohadas para cama, para cunas, para un sillón, almohadas para bebés o incluso aquellas con fines terapéuticos. 

Principios básicos de las almohadas 

No todas las almohadas que encuentres en el mercado de productos para el hogar cumplen con los principios básicos que debe tener una pieza de este tipo. Por eso, es necesario que antes de adquirirla se chequee que ésta realmente sea la ideal para lo requerido.

Comodidad: muchos pensarán pero qué almohada no es cómoda y realmente se puede sorprender de algunos casos. Por ejemplo, cuando el material o relleno no es de calidad tiende a endurecerse con el pasar del tiempo o cuando es sometido al calor, y este caso al permanecer cierto tiempo en el anaquel puede llegar a perder esa suavidad y comodidad que debe brindar cualquier almohada como un principio básico de funcionalidad. 

Por esta razón, antes de comprarla hay que dedicar unos minutos a reposar la cabeza sobre ella, a palpar que tan suave es y flexible a ciertos movimientos.

Hipoalergénica: es muy necesario cerciorarse de que el material tanto interno como externo no sea transmisor de alergias, para ello hay que solicitar en la patente de calidad el producto que esté elaborado a base de telas y fibras comprobadas como antialérgicas. Además con el solo contacto uno puede evidenciar la calidad de los materiales de las almohadas. 

Durabilidad: otro de los principios básicos con los que deben cumplir las almohadas, del tipo que sean, es la durabilidad y esto puede determinarse a través de la garantía que el fabricante ofrezca. Lo ideal es seleccionar la de ciertas marcas reconocidas. 

Tipos de almohadas 

En el mercado se pueden encontrar variedad de modelos de almohadas, fabricadas para satisfacer todos los gustos, dentro de estas podemos encontrar: 

Almohadas de fibra: son de las más comunes y por ello hay que tener cierto cuidado con la elección porque las almohadas de este tipo son las más fáciles de imitar con productos de cualquier calidad. Suelen ser más económicas pero poco duraderas. 

Almohadas de plumas: son más sofisticadas, inclusive más cómodas y aunque suelen ser un poco más costosas brindan la calidad propia del producto. Estas almohadas son moldeables, pero en ciertos casos hay quienes puedan presentar alergias al relleno y para evitar que se sienta la parte gruesa de la pluma es ideal comprar las que evitan eso pero que son un poco costosas. 

Almohadas viscoelásticas: están elaboradas entre una mezcla de fibra y gel, suelen ser muy firmes y dar completa comodidad, pero su precio no es tan condescendiente como otros modelos. Dentro de sus desventajas están el que no son muy moldeables y suelen calentarse con facilidad. 

Almohadas de látex: son bastante cómodas y modelables, la temperatura es estable en ellas, se pueden encontrar en variedad de formas, pero son costosas. 

Almohadas terapéuticas: estas suelen estar protegidas anti ácaros, posee un núcleo de gel acompañado de microfibra, son ideales para tratar los dolores de cuello o malestares con respecto a la postura al dormir. Estas a diferencia de las anteriores suelen ser las de más elevado costo. 

Perfil de las almohadas 

Las almohadas también pueden clasificarse de acuerdo al perfil, es decir, pueden ser de perfil alto, medio o bajo, esto determina el tamaño o altura de la almohada. 

El tipo de perfil en las almohadas a usar dependerá de la posición de la persona, además hay condiciones específicas de salud que ameritan alturas o perfiles especiales. Por ejemplo quien tiene problemas de respiración debe usar una almohada perfil alto, pero quien tiene problemas de columna debe usar una perfil bajo.

 

ALMOHADAS

Hay 1 producto.

Mostrando 1-1 de 1 artículo(s)

Filtros activos