WhatsApp 610981007

COLCHÓN CUNA

COLCHÓN DE CUNA

 

A

l querer comprar un colchón de cuna para ese ser tan especial que viene en camino o ya está en el seno familiar, es importante que éste cubra todas las necesidades del bebé y ellas tienen que ver con el material, estructura, temperatura y ajustes generales con el fin de que el descanso sea placentero y con el menor riesgo posible.

Así que elegir el colchón ideal es lo más recomendado pero para saber cuál es, se deben conocer una serie de aspectos que son los que garantizarán que los niños descansen en sus horas de sueño. A continuación se nombran los más importantes:

La estructura:Debe ser firme y duradera ya que, según estudios, un bebe pasa lasta los dos años, el 50% de tiempo dormido, por lo cual es necesario elegir un colchón que sea firme y distribuya de forma uniforme el peso del bebé. Con este método se previenen malformaciones de la columna vertebral o plagiocefalia en la cabeza.

Los materiales:Si son antialérgicos mejor. Con ello se previenen irritaciones en la piel o la temida asma. Por eso es importante que sean hipo alergénicos y si contienen componentes para repeler las bacterias o ácaros estaría complementando la seguridad del bebé. También debe ser transpirable para permitir el flujo de aire.

La temperatura:El colchón debe contar con un sistema de ventilación adecuado con el fin de reducir de manera eficaz el riesgo de muerte súbita en el bebé, situación que es una de las preocupaciones que más influyen en los padres. Si el flujo de aire es constante, la temperatura estará regulada en épocas de verano con lo cual se evitara el excesivo calor y por ende el mejor descanso del lactante.

Los ajustes:El colchón debe encajar bien al jergón de la cuna para evitar que quede mucho espacio y el bebé tenga la oportunidad de encajar sus pies o manos. Con esto se previenen o evitan incomodidades y accidentes.

¿Cuál es el colchón de cuna ideal?

Es muy difícil responder a esta pregunta ya que en la variedad está el gusto. Así que lo mejores conocer los colchones más comunes y así tomar la mejor decisión.

Existen los colchones de muelles, por ejemplo, estos son los más populares y gracias a su composición permiten la libre circulación del aire, lo que lo convierte en una excelente opción si se piensa componer una cuna en un ambiente con niveles de calor elevados. La desventaja es que son muy firmes y no se adaptan fácilmente a la fisonomía del bebé, lo que puede generar plagiocefalia o un desarrollo anormal de su columna vertebral si no se realizan los cuidados necesarios.

Los colchones de espuma, al contrario, se adaptan muy bien al peso del bebé y a su figura, aparte de que son muy económicos. El inconveniente que presentan es que acumulan mucho calor debido a su carente sistema de ventilación, también su durabilidad es poca porque se ablandan muy rápido.

El colchón de látex ofrece firmeza pero debe buscarse en compuesto por látex natural, ya que de lo contrario el bebé podrá sudar más de lo normal en épocas cálidas. Así que es necesario que posea un buen sistema de ventilación.

Por último, están los colchones de viscoelástica, que entran en la clase de colchones antiahogo. Este tipo de colchón distribuye el peso y la presión del bebé uniformemente para garantizar un buen apoyo. El inconveniente es su elevado precio.

   

COLCHÓN CUNA

Filtros activos