CAMISAS DE TRABAJO

CAMISAS DE TRABAJO

 

H

ace algunos años,  hablar de camisas de trabajo era sinónimo de hombres y mujeres con atuendos elegantes y muy bien elaborados, que garantizaban respeto y una apariencia de pertenecer a otro estatus social.

Hoy en día, esa imagen ha variado mucho, y esto es debido a que el campo laboral ha mutado y su amplia gama de empleos permite que la ropa de trabajo, y en especial las camisas de trabajo, hayan variado tanto para convertirse de prendas totalmente formales a simples camisetas con colores llamativos o estampados que, en otras épocas, ningún trabajador se atrevería a usar para ir a laborar.

Lo que se ve en la actualidad

En estos tiempos de cambios y de modernidad, se tiene el privilegio de disfrutar de una amplia variedad de modelos de camisas de trabajo para hombres y mujeres con los mejores precios, que se ajustan a cualquier sector laboral y se encuentran disponibles en infinidades de colores y diferentes tallas.

La personalización de las camisas de trabajo tampoco se hace esperar. Y esto tiene que ver con la posibilidad de añadir el nombre del empleado o el logo de la empresa para que se vea más formal y de una u otra forma se genere un marketing indirecto a favor del sitio de trabajo.

Las camisas de trabajo pueden ajustarse al estilo y personalidad del empleado, pudiéndose usar con mangas cortas o largas y usar reflectantes de alta visibilidad en el caso de trabajos donde la seguridad es indispensable.

Los modelos y tallas están disponibles tanto para hombres como para mujeres y la gran variedad que existe es con el fin de que el trabajador se sienta cómodo ejerciendo su labor por muy difícil que sea.

Para este tipo de ropa de trabajo es necesario contar con calidad y resistencia, que sea funcional e integre todos los elementos de seguridad indispensables en un puesto de trabajo, así como también contar con un buen tipo de tela que garantice frescura y comodidad.

Las camisas de trabajo y la protección laboral

En muchos empleos, el uso de ropa de trabajo con protección es obligatorio para prevenir accidentes laborales. Por esta razón, hay tanta ropa de trabajo (y esto incluye las camisas de trabajo) como tipos de protección laboral existente en el mercado y se presentan a continuación:

Riesgos mecánicos:Las camisas de trabajo para este tipo de labores deben estar diseñadas para garantizar la protección contra cortes, rozaduras, impactos o pinchazos. Para ello se utilizan materiales como el Twaron, el Kevlar y la fibra sintética.

Calor y fuego:Para hacer frente a este tipo de riesgo, las camisas de trabajo deben estar confeccionadas con materiales resistentes a las agresiones térmicas y tener una clasificación de acuerdo al grado de protección que ofrezcan.

Riesgos químicos:Protegerse del contacto superficial con los componentes tóxicos es esencial. En este caso particular, cada camisa de trabajo está elaborada según el tipo de compuesto químico existente y que puede ser aerosol, líquido pulverizado, gases o enlaces no herméticos.

Frio excesivo:Este tipo de camisas de trabajo que hacen frente al frio inclemente, lluvia o nieve, están diseñadas especialmente para cumplir la función de ser un aislante del cuerpo proporcionando al mismo tiempo impermeabilidad.

Riesgo biológico:Aquí entra en juego la impermeabilidad de la camisa de trabajo y los agentes antibacterianos impregnados en la ropa que garantizan seguridad al momento de manipular fluidos biológicos.

Radiación:En este caso se hace más énfasis en las prendas que cumplan con el principio de apuntalamiento.  

CAMISAS DE TRABAJO

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés